• Slide-8
  • Slide-2
  • Slide-5
  • Slide-10
  • Slide-9
  • Slide-7
  • Slide-6
  • Slide-4
  • Slide-3

Los primeros pasos

Los clientes de la tienda neoyorquina Chambers Street Wines conocen sus vinos mejor que la gran mayoría de los aficionados españoles al Duero y sus aledaños. Alice Feiring, la profetisa de los vinos naturales y 'anti-Parker' declarada, es una admiradora de Alfredo Maestro, ese viticultor de Peñafiel cuyos productos han convencido al equipo de elmundovino en una de las catas de la Ribera del Duero hasta el punto de ocupar los cinco puestos de vino del día derivados de esa cata. Junto a Feiring conocimos hace poco en Madrid a uno de los personajes que están rompiendo moldes en la vitivinicultura española.

El recorrido de este autodidacta destaca por ir a contracorriente de los cánones. No empezó hace mucho, en 1998, regresando a su Peñafiel natal, plantando sus primeras viñas y hablando con los viejos viticultores y bodegueros de la zona para aprender de sus experiencias. Leyó libros de enología y viticultura y empezó a elaborar, primero con uvas compradas y luego con las de sus viñas y las de majuelos viejos que iba recuperando en la zona, según los cánones en ella imperantes. Pero no le convencían los resultados y ahí empezó a alejarse de las normas de la zona y de las técnicas automáticamente aceptadas por la gran mayoría de los productores españoles.

En una entrevista con Verema.com, Maestro explicaba así su recorrido de estos 14 años:
«Muchos, muchísimos errores, vinos que se podían beber razonablemente pero nada más. Todas las elaboraciones eran partiendo de una base de enología química: sulfuroso, ácidos, enzimas, extractores de color, fijadores de color, filtros, estabilizadores, etcétera… lo que pone en los libros de enología moderna. Al cabo de pocos años, se va dando cuenta uno que si lo que quiere es que el vino cuente de forma fiel la historia que traen las uvas en sus entrañas, por lógica cuantas menos cosas añadidas al mosto, más fiel será la imagen de ese vino a su origen. Por lo tanto poco a poco fui eliminando los productos accesorios y exógenos al vino durante las elaboraciones, crianza y embotellado, llegando a la actualidad a hacer vinos tan solo con uva, viñas bien cuidadas y tierra sana».

También se mantuvo fuera de la Denominación de Origen, lo cual le dio la flexibilidad necesaria para salirse a zonas vecinas, como Valtiendas, o elaborar un tinto de garnacha, otro de merlot, un rosado de garnacha tintorera y un blanco de albillo. Además, Maestro se ha acercado a Madrid para crear una línea de vinos diferente y acaba de inaugurar bodega en Navalcarnero.

© Víctor de La Serna