• Slide-8
  • Slide-2
  • Slide-5
  • Slide-10
  • Slide-9
  • Slide-7
  • Slide-6
  • Slide-4
  • Slide-3

El Blog de Alfredo Maestro

Quien tiene un amigo tiene un tesoro y tengo uno que es apasionado, divertido, carismático y terco como una mula. No sólo eso, además hace vinos naturales y de una calidad excelente. Vamos, que este chico es una joya y se llama Alfredo Maestro. Quién lo conoce, lo sabe.

Llenaría páginas narrando anécdotas de nuestra amistad de casi diez años, pero preferiría hacerlo disfrutando contigo una copa de alguno de sus vinos.

Alfredo Maestro es portador de una energía que no cesa, una persona en movimiento, inquieta. Y sus vinos son como él.

Tierras Altas, tierras frías, cepas que miran al Norte. Son tierras de arcilla ideales, con el clima y los cuidados de Alfredo Maestro para las garnachas. Este rosado es especial, todos los rosados con alma lo son: confieso mi devoción por ellos. Y los reivindico para cualquier ocasión del año, del día y de la mesa: solo hay que saber encontrar su momento. 

Cuando Alfredo Maestro me invitó a conocer su trabajo en los viñedos de la Sierra de Gredos no dudé un segundo. Hace tiempo que conozco a Alfredo, conozco bien su trabajo en la Ribera del Duero y en Madrid. Conozco su amor a esos majuelos y la dedicación que desde hace años les regala.